FaroAnimado150x110Disponemos de seis habitaciones dobles con cama grande o dos pequeñas, todas con baño propio y televisión. Cada habitación está dedicada a un personaje de la mitología asturiana y por las noches, el faro de la villa velará por tus sueños.

En esta sección puedes hacer un recorrido por las estancias y conocer un poco a sus “habitantes”.

¡Acompáñanos!

Esta es la habitación La Xana

Xana

“Les xanes” son ninfas de increíble belleza, ojos claros y cabellos rubios. Se les suele ver en las orillas de ríos y fuentes peinándose con peines de oro. Cautivan a los incautos con su preciosa voz prometiéndoles los tesoros que guardan bajo las aguas.

La habitación El Trasgu

Trasgu

El trasgu es un duende muy travieso que habita en las casas y puede llegar a ser muy molesto, tira cosas al suelo, suelta al ganado y destroza muebles y ropa. A veces las familias tienen que mudarse por culpa de estos pequeñajos. Tienen un agujero en una de sus manos y para librarse de ellos se les manda recoger grano o agua, al no poder hacerlo se marchan avergonzados.

Estás en la habitación La Ayalga

Ayalga

“Les Ayalgues” son mujeres mortales que sufren un hechizo y que viven en cuevas llenas de tesoros custodiadas por los cuélebres. El hechizo les da el poder de hablar con animales y plantas y se dice que la única manera de liberarlas es matando a la bestia. Otra vez humanas, se casarán con el hombre que las libere, al que le entregarán todos sus tesoros.

Bienvenido a la habitación El Cuélebre

Cuélebre

Los cuélebres son unos seres mezcla de culebra y dragón que guardan tesoros y Ayalgas. Son inmortales y con el paso de los siglos las escamas que los cubren se vuelven cada vez más duras hasta llegar a ser impenetrables. Viven en cuevas donde ocultan sus tesoros y que solo abandonan para alimentarse de ganado o personas.

Y por último, la habitación El Busgosu

Busgosu

Es un ser mitad hombre mitad cabrito. Es el amo y señor del bosque y de todo lo que en él habita. Perseguirá a cazadores y leñadores hasta hacerlos despeñarse encontrando la muerte. Rapta a las mujeres de las aldeas llevándolas a su cueva y es tan veloz que nadie le puede alcanzar.

Esta es la habitación El Nuberu

El Nuberu

Tiene la apariencia de un anciano con la barba y los cabellos largos y blancos, va vestido con pieles de cabra y sombrero de paja. Se dice que es conductor de nubes y tormentas y suele ser muy dañino con los seres humanos, acabando con cosechas y pastos, sin embargo, será complaciente con aquellos que le ayuden. En los pueblos, para hacer que se vaya, hacían sonar las campanas o enterraban cuchillos y navajas con el filo apuntando al cielo.