Donde con nuestra ayuda y esfuerzo podrás pasar unos agradables días de descanso.

La Romeca es una casona asturiana reconstruida a partir de la original cuya antigüedad era de unos 200 años. Está situada en una hermosa colina donde reina la tranquilidad y donde gracias al entorno podemos recuperar el sabor de lo tradicional con las comodidades del mundo moderno. Una forma ideal de desconectar del estrés, descansar y disfrutar de la vida al aire libre, tal y como se hacía hace mucho tiempo.

La cocina

Ummm…

Habéis venido a descansar y pasar unos ratos de ocio, pero también hay que comer.

Nuestra cocina tiene todo lo necesario para que no eches nada en falta, cubiertos, vajilla, electrodomésticos grandes y pequeños, etc.

Vamos adaptándonos a lo que nuestros clientes necesitan.

El comedor

Una vez lista la comida…  ¡todos a la mesaaaaa!

Hay cuatro mesas con capacidad para cuatro personas, pero se pueden unir para celebrar en grupo esas deliciosas comidas familiares. Disfrutar de esos sabrosos platos frente al ventanal con vistas al jardín y el estanque.

Sala de estar y ocio

Relájate

Una partida, un poco de charla o a ver la tele un rato.

Descansa

Comida campestre

En el exterior hay parrillas y mesas para aquellos a los que les apetezca organizar una tarde de risas y buena comida.

La terraza

Cuando el tiempo acompaña no hay nada mejor que relajarte en la terraza del jardín trasero. Un poco de charla, un libro o un refresco respirando el aire del campo.

El corredor

Si te apetece el desayuno con vistas a la montaña y el jardín, este es tu sitio. También es un lugar ideal para leer o relajarse. Suele ser el rincón elegido por los fumadores.

El tiempo

Aquí puedes ver la previsión del tiempo en la zona para los próximos días.

Respira

Deporte y vida sana

En los alrededores de La Romeca hay varias rutas por las que poder pasear o hacer deporte. Las pequeñas carreteras son bastante tranquilas y no hay problema si te gusta correr rodeado de prados y bosques o por los acogedores pueblos de la zona.

Amantes del riesgo

Para los más atrevidos también hay rincones que merece la pena explorar. A unos pocos kilómetros y tras recorrer una preciosa ruta a lo largo de un riachuelo, está la cueva del Tinganón. En tiempos de guerra sirvió de refugio a los habitantes de la zona. Cruzar a través de ella es toda una experiencia apta solo para los que estén familiarizados con este tipo de actividades.

Disfruta

Hay muchas cosas que puedes hacer para entretenerte: ríos, playa, montaña… Si quieres pasar un día entretenido te ponemos en contacto con profesionales que te ayudarán a elegir entre varias actividades.

http://www.montanasdelnorte.com